martes, 9 de enero de 2018

Este invierno se pone de moda el gris.


Han pasado 57 años desde que el agente George Smiley, oficial de The Circus, saliera de las páginas de su primera novela (Llamada para un muerto) para mostrarnos la época más dura y gris de la Guerra Fría. Hoy regresa del pasado para ajustarle las cuentas al presente. John Le Carré y (en España) de mano de Planeta se publica El legado de los espías.



Peter Guillam, leal colega y discípulo de George Smiley en los servicios secretos británicos –conocidos como The Circus–, disfruta de su jubilación en la finca familiar de la costa meridional de Bretaña, cuando una carta de su antigua organización lo insta a regresar a Londres.
¿El motivo? Su pasado en la Guerra Fría lo reclama. Unas operaciones de inteligencia que habían sido el orgullo del Londres secreto y habían implicado a personajes como Alec Leamas, Jim Prideaux, George Smiley o el propio Peter Guillam están a punto de ser investigadas con criterios perturbadores, por una generación sin memoria de la Guerra Fría ni paciencia para atender a sus justificaciones.
Publicar un comentario