sábado, 11 de abril de 2015

Warhead, James Bond del Servicio Secreto (VII).


WARHEAD
Basado en James Bond of the Secret Service por Ian Fleming, Kevin McClory y Jack Whittingham.
Guión de Len Deighton, Sean Connery y Kevin McClory.
(C) Branwell Film Productions Ltd. 1976 Traducción: Strangways Files.

 Una mañana de cielo y mar completamente claros y azules. En la la playa cerca de la orilla está aparcada una motora. Petacchi está en los controles y Fátima está sentada a su lado. Ambos van en trajes de baño y ella está de rodillas en el asiento, peinando su cabello.


-No tienes que ser tan desagradable cada vez que tienes que tratar con él.-No voy a discutir eso ahora. Ahí está.Bono lleva el arnés de un colorido paracaídas utilizado para remolcarlo desde la embarcación. Hay dos asistentes con él para enderezar las cuerdas y comprobar el arnés. La lancha se acerca lo suficiente para que Fátima pueda tomar el cable de remolque y fijarlo a la embarcación.-Listo,¿"Romeo"?- Le gritó Petacchi a Bond.
-No quiero mojarme los pies, ¿recuerdas?-Recuerdo...- Responde Petacchi sombríamente.Empuja la palanca del acelerador a hacia adelante. El barco a motor salta hacia adelante, tirando del paracaídas con una sacudida repentina en lugar de un movimiento suave que seria lo normal. Como el barco se mueve hacia adelante, Bond en paracaídas, es llevado por los aires siguiendo a la embarcación.Ahora comienza un verteginoso paseo en el que la motora circula cerca de la orilla de manera que el paracaidas vuela bajo sobre la arena y por momentos los pies de Bond tocan el suelo de la playa y se encuentra a sí mismo corriendo por la arena para no tener que ir arrastras. Bond intenta que el paracaídas se eleve sobre la arena.

  
 -¡Esto es mejor que correr! -Exclama 007.Petacchi empuja el acelerador a revoluciones máximas.-¿Es esta la ruta panorámica?


Pettachi furioso dirige a la embarcación hacia la laguna de la isla.-Pero, ¡esa es la Isla del Tiburón! No vayas por ahí.- Grita Fátima para hacerse oir.Pettachi la ignora, gira el timón bruscamente para evitar golpear las rocas y la motora recorta las olas casi rebotando
fuera del agua y lanzando a Fátima hasta el fondo de la embarcación.
El paracaídas está ahora sobre la isla, Bond mira hacia abajo y ve que la laguna está casi completamente cerrada al mar. Hay una pequeña torre de vigilancia que guarda una estrecha entrada que la comunica con el Océano. Hay un pequeño embarcadero con una choza al otro lado de la laguna. Algunos edificios más sólo se pueden discernir a través de los densos bosques de cocoteros y formas oscuras se pueden ver en las aguas claras de la laguna. Una figura está en la orilla unos pasos fuera de la vista. Es Ghengis.
La motora corre paralela a la orilla. El paracaídas, con Bond, está sobre lo alto de la isla. Petacchi mira hacia atrás y ve como Fátima, que está tendida, observándole sorprendida desde el fondo del bote. El paracaídas comienza a descender.
-¿Qué estás haciendo?
Petacchi emite un gruñido mientras mira por encima del hombro viendo descender el paracaídas. -¡Cállate!
Bond mirando hacia abajo, su rostro muestra aprehensión. La laguna está literalmente llena de tiburones. Se ven dos formas junto embarcadero, uno es un tiburones tigre y el otro un tiburon martillo.


 Bond, suspendido en el paracaídas, está descendiendo lentamente sobre la laguna infestada de tiburones. Levanta instintivamente las piernas hasta el pecho cuando un tiburón salta y le trata de morder. Bajo el agua se puede ver a Bond muy cerca de la superficie y la aprehensión se ha convertido en temor.
Petacchi apaga el motor y el barco se detiene. Bond y el paracaídas desaparecen de la vista por detrás de la isla. Petacchi arranca el motor y se dirige a la entrada de la laguna.
-¡Idiota!, ¡toda la operación!
-No creo que él este exactamente en condiciones de hablar sobre ello.
Petacchi maniobra del barco para ver el paracaídas tirado en superficie del agua con tiburones pululando alrededor alrededor del paracaídas.
 -Ves lo que quiero decir...
Bond salta sobre Pettacci desde un lateral de la torre de observación.
-Sí, ¿verdad? Creo que sus amigos iban a reunirse con usted. Dice Bond mientras golpea Pettachi en una lucha furiosa entre ellos en la cubierta de la pequeña embarcación que culmina con un derechazo de 007 lo suficientemente potente como para noquear Pettachi y tirarlo por la borda del barco al agua.
En la lucha, la motora se ha desviado hacia aguas abiertas y una forma alargada se ve acercándose a  la superficie, unas lineas dibujadas se pueden ver a través del agua, ¡es un tiburón tigre!
Bond y tima observan con horror como el pez se acerca peligrosamrnte a Pettachi.
-Nade, Hellinger, Nade. ¡Es un tiburón!
Pettachi alcanza el lado de la embarcación, Bond se agacha, agarra su mano y lo sube a bordo. Pettachi queda jadeando en la parte posterior de la embarcación. El tiburón que a perdido a su presa por centímetros se da la vuelta y regresa a la laguna.

 
Bond está dirigiendo ahora el barco.
Petacchi está tumbado en la parte posterior de la embarcación
-Aquel gran tipo, en las sombras, era el hombre que estaba en Shrublands la noche anterior.
-No pude ver a nadie, cariño. Yo estaba demasiado preocupada por ti.- Le contestó Fatima entre susurros mientras l
a lancha se dirige de nuevo de vuelta.
-Oh, por cierto, Hellinger. Cuando volvamos, pruebe el jacuzzi, hace maravillas para los músculos y es muy relajante.

   Continuará. 
Warhead, James Bond del Servicio Secreto
Publicar un comentario