sábado, 28 de febrero de 2015

Warhead, James Bond del Servicio Secreto (V).

 
WARHEAD
Basado en James Bond of the Secret Service por Ian Fleming, Kevin McClory y Jack Whittingham.
Guión de Len Deighton, Sean Connery y Kevin McClory.
(C) Branwell Film Productions Ltd. 1976 Traducción: Strangways Files.
 
-¡Me alegro de verte, Félix! Así que los rusos no te han puesto tras las rejas todavía.-No, pero el Congreso casi lo hizo. He oído que voy a estar en una celda cerca de la tuya. Acompáñame, te voy a mostrar todo. 
Bond y Leiter caminan más allá de la barrera y al pasar el guardia les saluda. Mientras, alrededor de una gran piscina, un equipo de hombres de la Unidad Naval están siendo instruidos en técnicas bajo el agua  con equipamiento sotisficado y moderno.-¿Qué es lo que hacemos sobre esto, Felix?-Francamente, no sabemos lo que está pasando en este llamado Triángulo de las Bermudas. Lo único que podemos hacer es especular. Algunos científicos tienen teorías de una segunda fuerza gravitatoria que altera radio, brújulas, instrumentos, etc. Otros hablan de una quinta dimensión o algún tipo de irregularidad en el tiempo. Cranks dice que estamos teniendo visitas del espacio exterior o de civilizaciones submarinas. Su conjetura es tan buena como la mía. ¿Conoces ya a Hellinger?-¿El tipo de la cicatriz desagradable?-Él ha estado instruyendo... y ha ido mucho más allá.Varios hombres corren hacia la piscina y se sumergen inmediatamente, usando toda una variedad de armas submarinas.-Él es uno de nuestros principales expertos en electrónica bajo el agua. 
 
 
 Bond y Leiter pasar por delante de la piscina hacia los edificios de alojamiento, los baños y van hacia el embarcadero donde está la cámara de descompresión.
-Los "Ruskies" perdieron otro submarino cerca de las Azores. Hay una posibilidad de conseguir su equipo de decodificación. Nosotros volamos con Hellinger para su recuperación mañana por la noche.-Prosiguió Leiter.
-¿Las Azores? aguas bastante profundas allí. Piensas que tu gente podrá sumergirse y luego salir a la superficie a semejante profundidad?

-Alto secreto, viejo amigo.
-Nosotros nos hospedamos allí. Seis apartamentos de lujo para visitantes VIP junto al alojamiento para el personal femenino.- Dijo Bond señalando.
-Sigues siendo el mismo viejo Bond, ¿eh?
- Le recriminó Leiter mientras se da cuenta que Bond está buscando ahora en la otra dirección.-¿Es una de los empleados de sexo femenino?Un pequeño barco acaba de llegar al final del embarcadero. Hellinger amarra el barco y sale. Fátima luce un minúsculo bikini que exibe mientras se agacha para recojer el equipo de buceo.-Sí. Esa es la Dra. Blush... tu estas viendo su estetoscopio.- ¿Su qué?- Pregunta Leiter sin entenderlo.
 
 
Bond y Leiter se paran ante un gran habitáculo cilíndrico, un letrero dice: MANTENERSE ALEJADO, CÁMARA DE DESCOMPRESIÓN. Hellinger y Fátima caminan hasta allí.-Hola Hellinger. Conoce al Comandante Bond...
-Por supuesto. Esta es la Dra. Blush... ¿qué estás haciendo aquí, Leiter... "hacer volar globos"?(4)

(4)Ballon gone up: esta expresión que está asociada a la Segunda Guerra Mundial y hace referencia a tener o estar preparado para un poco de acción, emoción o de dificultad. Se refiere a la elevación de globos de barrera defensiva sobre las ciudades en el inicio de un ataque aéreo para forzar bombarderos enemigos a volar alto.
 
 -Bueno, usted debería decirlo. Tiene que informar al Cuartel General para sus órdenes inmediatamente.-De acuerdo.
-Nos vemos esta noche en la fiesta- Dijo Bond mirando a Fátima.-Lo siento debería haberlo dicho.- Contestó Leiter. -Fiesta suspendida. El Director está aquí. Todos estamos en alerta roja. Nada de fiestas.-Cuando algo va mal en Washington las pagamos nosotros.- Replicó Hellinger.-Bien, si no hay fiesta, tal vez le gustaría hacerme el examen físico esta noche Dra. Blush, aún no me lo han realizado.Hellinger toma del brazo a Fátima con rabia -Lo siento, ella está ocupada esta noche.Hellinger y Fátima siguen su camino.
-¿Qué está pasando?- Le recrimina Hellinger
-No seas celoso, cariño. Te veré en el lugar habitual- Le contesta Fátima mientras le besa. -Exactamente a medianoche.
-En punto.
 
Más allá de la cámara de descompresión, en la distancia, se ven la luces de enfermería y del alojamiento de los pacientes. Dos enfermeros están sentados en el embarcadero fumando. Un ligero sonido se escucha acompañado de una sombra procedente del fondo del mar.
-¿No oiste algo?
-¡Amarrad el cabo, deprisa!- Se escucha una voz procedente de el mar. -Este hombre ha sufrido una descompresión, necesita la ayuda de la cámara.
 Uno de los enfermeros atrapa el cabo y hace que salgan a la superficie con rapidez.
-Será mejor avisar al Oficial de Seguridad...-Comenzó a decir su compañero a la vez que la Dra. Fátima Blush aparece por detrás de la cámara de descompresión.
-No habrá necesidad de eso. Es Pinder... una emergencia. Le estábamos esperando. Rápido, abra la cámara.
-Ahora mismo, doctora.- Uno de los enfermeros corre para abrirla. Gira el volante de apertura de la puerta hasta el final y se columpia de ella para poder
abrir la pesada puerta de metal.Por la escotilla de la embarcación submarina aparece la enorme figura de Ghengis llevando, aparentemente, a un hombre envuelto en mantas. Ghengis gruñe y empuja al enfermero para abrirse paso hacia  la cámara de descompresión, mientras, Fátima protege la cara del hombre y ayuda a Ghengis con su carga hasta la cámara.-Me quedo con él. Muestrenle a su amigo la sala de espera. Después, ustedes dos, vayan a sus cuartos. Les llamaré por el intercomunicador si les necesito. Este hombre está muy enfermo y probablemente necesitará un par de horas. Rápido, sellen la cámara.
Se oyeron sonidos sordos cuando la pesada puerta de acero se cerró y el volante de cierre fue girado por ambos enfermeros dejando sellados a Fátima y al paciente en la cámara de descompresión. Uno de los enfeermeros giró una válvula produciendo un silbido.-Venga por aquí, señor.- Le dijeron a Ghengis mientras lo acompañan caminando hasta la enfermería.
 El interior de la cámara está poco iluminado. Hay dos literas en el interior, con mantas rojas y un botiquín marcado con una Cruz Roja. Fátima descubre la cara del paciente, es Giuseppe Petacchi, un agente de Spectre que ha sido sometido a cirugía plástica y cuyo rostro ha sido cambiado clínicamente para hacerse pasar por Hellinger. ¡Él es idéntico! Ella desenrrolla una de las mantas de las literas descubriendo un cadáver debajo. El imponente Ghengis debía haber llevado a ambos cuando entró en la cámara. Fátima cerró la válvula de presurización desde dentro y el silbido paró.
 
 
-Deja que te mire.- Ella lo examina de pies a cabeza, volviendole la cabeza para mirar a la cicatriz. -No está mal. No está mal del todo.
-Todavía me duele. -Comenta Petacchi mientras se frota la cicatriz.
-Y ligeramente roja, pero el parecido es increíble.
-Sí, me gustaría pensar que otros ciento cincuenta mil dólares valen la pena
para ignorar esto. 
Fátima ignora su comentario.
-Ahora tu rutina para mañana es... 
Mientras Ghengis sale del baño y mira a través de la ventana de la enfermería. Luego hace el camino de vuelta en silencio a la cámara de descompresión. Fátima y Petacchi se quedan quietos cunado oyen el sonido del volante de apertura de la cámara girar.
-Está todo bien, es él.- Dijo Fátima mirando hacia la puerta y echándole un vistazo a su reloj de pulsera. La puerta se abrió y la mole de Ghengis aparece por la entrada.
-Ya sabesque hacer. Espera en mi habitación. Estaré allí en quince minutos.
Ghengis y Petacchi salieron dejando a Fátima sellada en la cámara con el cadaver. Ella volvió a girar la válvula de presurización y caminan rápidamente hacia la habitación de Fátima.
En la enfermería una alarma suena y los enfermeros corren hacia la cámara de descompresión.
 
 Continuará. 
Warhead, James Bond del Servicio Secreto
Publicar un comentario