sábado, 31 de enero de 2015

Warhead, James Bond del Servicio Secreto (II).


WARHEAD
Basado en James Bond of the Secret Service por Ian Fleming, Kevin McClory y Jack Whittingham.
Guión de Len Deighton, Sean Connery y Kevin McClory.
(C) Branwell Film Productions Ltd. 1976 Traducción: Strangways Files.

El océano estaba azul y claro. El tiempo era bueno, pero con el suficiente viento para producir un pequeño oleaje en la superficie del mar. Un marinero y un oficial emergen a través de una escotilla e inflan una zodiac adaptándole a ella un motor fuera borda. Cuando todo está listo, Ernst Stavros Blofeld sube también a la cubierta. Está vestido con pulcritud, ropa de estilo de ciudad con un traje oscuro de raya diplomática dándole un aspecto de elegancia y autoridad. Blofeld se sienta en la proa de la embarcación acunando en sus brazos a un gato blanco y acariciandolo.


La embarcación inflable se dirige hacia la playa a gran velocidad. Al llegar Blofeld desembarca y el marinero saluda a Blofeld antes de volver a la barca y regresar.
Blofeld camina a lo largo de la playa, con cuidado de no estropear el esmalte de sus zapatos con la arena. Durante todo el tiempo va estudiando la cara del acantilado que se eleva desde la playa. Se detiene y camina acercándose al borde de uno de ellos. Levanta su brazo para mirar un terminal que lleva sujeto a su muñeca no más grande que un reloj de pulsera. Con un dedo presiona dos dígitos, una porción de acantilado revela una entrada. Blofeld entra a través de una puerta astutamente disimulada en la cara del acantilado de modo que sea casi invisible. Al abrirse la puerta escuchamos el sonido de música ambiental tipo muzak (2) y de máquinas de escribir.

(2) El término muzak es, en realidad, el nombre comercial de una empresa creada en Estados Unidos en los años 20 por George Squires para ofrecer música por vía telefónica. Se conoce también como “música de ascensor”, porque al principio se usaba en los rascacielos, dentro de los ascensores, para calmar a sus ocupantes mientras subían o bajaban. En los años 40 se empezó a utilizar en fábricas y empresas con el fin de aumentar los índices de productividad de sus empleados. Para conseguir este objetivo los expertos aseguran que debían escogerse canciones que pudieran ser “oídas pero no escuchadas”, evitando las partes cantadas para que el texto no fuese motivo de distracción. Su volumen era moderado, y la música no se circunscribía a un género en particular, aunque se evitaban los grandes éxitos, así como las frecuencias muy altas o muy bajas.

 Sale a un gran salón alfombrado, equipado como el piso de la recepción de una próspera empresa internacional. Hay grandes cuadros con pinturas modernas en la pared, iluminación oculta y algunos sillones de cuero de diseño muy moderno. El único aspecto inusual de la oficina es el muro, es decir, la pared del acantilado  que se puede hacer transparente por el movimiento de un interruptor. Hay dos secretarios en la oficina, un secretario de sexo masculino y el asistente personal de Blofeld.
-Buenos días Sr. Blofeld. Todo está aquí.
Blofeld va hacia la pared de acantilado y acciona un interruptor que hace que se vuelva transparente y se pueda ver el submarino, desde la oficina, como se va sumergiendo.


 El asistente personal acompaña a  Blofeld través de la oficina. Esta pequeña habitación parece el vestíbulo de un edificio de oficinas moderno. Las puertas de acero inoxidable se asemejan a las de un ascensor. Un display luminoso parpadea: "CAMARA DE INMERSIÓN" y en otro se lee: "¡ADVERTENCIA! SOLO PERSONAL CON AUTORIZACIÓN MÉDICA SUB 34 PUEDE ENTRAR SIN EL TRAJE CERTIFICADO". El signo: "CAMARA DE INMERSIÓN" se apaga y se sustituye por: "CÁMARA DE PRESIÓN AL NIVEL SUPERIOR". Las puertas dobles de acero se abrieron. Blofeld y su asistente entran en el ascensor sumergible y se sientan en unas sillas grandes como los de un dentista. En frente de las dos sillas hay una pantalla visual, un aviso iluminado dice: "QUÍTESE EL RELOJ, BOLIGRAFOS, AUDÍFONOS Y ZAPATOS. DEPOSÍTELOS EN EL COMPARTIMENTO AL LADO DE SU SILLA". Ambos hombres se quitan los zapatos. Una señal se ilumina diciendo: "UNIDAD DE LA MEZCLA DE HIDRÓGENO-NEON-OXÍGENO A LA MITAD DE FLUJO", y luego cambia a: "FLUJO COMPLETO". Una pantalla digital va marcando los cambios de profundidad, poco a poca la cámara va acelerando a través de un tubo transparente que describe un águlo descendente desde la base de la isla. Pasa a través de varios afloramientos de roca. La cámara con luz va descendiendo a través de las oscuras aguas. Los peces escapan asustados.

Desde la cámara los peces pueden verse iluminados por los reflectores. A veces, el exterior se queda en negro cuando la cámara pasa a través de la roca. En una  pantalla digital los números cambian lentamente hasta  los 940 pies cuando se acercan a fondo del océano. El indicador de temperatura cae hasta los 30º Fahrenheit. Las suelas de goma se vuelven finas como el papel bajo la inmensa presión.
-La sala de conferencias tiene una magnífica vista cuando todas las luces están encendidas- dijo el asistente.
La estructura superior iluminada del Aquopolis se acerca cuando la cámara se pone al nivel inferior. A través de la estructura transparente la cual es parte de este reino submarino, vemos gente caminando, hablando y trabajando como si fuera una oficina en Nueva York. En el área de recepción del Aquapolis un grupo de personal de la oficina en actitud servil esperan a Blofeld con las puertas abiertas. Siguen Blofeld y a su asistente. Con ellos Ghengis, un mongol de proporciones gigantescas. Entran en una puerta que dice: "BIO-LECTRONICS".


Al otro lado de la puerta, el científico polaco Maslov espera. Está a la espera de informar a Blofeld. Colgando como un móvil del techo hay un complicado aparato electrónico. Detrás de esto, en la esquina, se encuentra un gran traje esférico submarino con un gran casco de titanio.
-Y bien, ¿Maslov?- Dice Blofeld mientras se acerca al ingenio electrónico.
-Ya he hecho progresos maravillosos. ¡No vaya demasiado cerca! - La máquina expulsó un chorro de aire.
-Ha detectado que su cuerpo irradia calor.
Dos "ojos" de la máquina giran de forma independiente buscando la fuente de calor del cuerpo de Blofeld.
-Cada "ojo" busca el calor de un cuerpo. Ahora ellos se han fijado y la calculadora aquí en el interior... -dijo Maslov señalando con un dedo -... convierte el ángulo de intersección en un rango...
-¿Entonces?
-Entonces él muerde.
 La máquina se asemeja ligeramente a una cabeza, los dos "ojos", en realidad, no se parecen mucho a los ojos de verdad y la mayor parte de la máquina es simplemente un laberinto de transistores y de cableado. Pero lo que muerde es un orificio en la parte delantera del aparato que abierto es realmente aterrador. Pero en esta etapa,  aún no hay ninguna indicación de que con que fin puede utilizarse esta máquina pueda utilizarse con fines y sin duda no se parece a un tiburón.


Blofeld no disimula la sonrisa. -Muy bien, profesor. Déjeme afirmar que es un buen trabajo. Al esamblarse serán totalmente realistas.
En otra puerta pone: "LABORATORIO DE EXTRACCIÓN DE ORO". Allí el agua de mar es bombeada a través de enormes tubos, en él se haya el profesor Keen, un hombre joven y delgado que está a la espera de informar a Blofeld, el cual viene a través de las puertas acompañado de Maslov, Ghengis y su asistente. La oficina de personal se quedó atrás y Blofeld ahora es seguido por dos guardias. Están vestidos con jerseys negros de cuello alto, zapatos negros y ambos van armados. Maslov viene diciendo:
 -El agua de mar que nos rodea se ha demostrando que tiene una gran riqueza mineral, señor. El uso de extractores gigantes de mineral por evaporación electromagnética ha dado resultado que nuestra tasa actual de recuperación es de catorce toneladas de uranio, cobre y estaño; cinco toneladas de titanio y una tonelada de plata por cada kilómetro cúbico de agua de mar. La recuperación de oro mejora constantemente.
-Entonces aumentar la velocidad del extractor.- ordenó Blofeld.
Maslov tira de la palanca marcada: "EXTRACTOR DE OXÍGENO DE AGUA DE MAR". En el indicador de temperatura se lee que la temperatura del agua es de 33º Fahrenheit.
El tubo aumentó la ingesta de agua, absorbiendo más volumen de agua. Al recibir mas cantidades adicionales de aire ahora sale mucho más rápidamente.
-Excelente, Maslov, excelente. Si hubiera completado sus extractores de minerales en el Báltico para sus amigos los rusos, ellos habrían sido la potencia más rica del planeta. ¿y el informe de la refinería?- Preguntó Blofeld al profesor Keen extendiendo la mano para que se lo diera.
-Estará en el teletipo... emezó a decir Keen mientras le echaba un vistazo a su reloj -...dentro de dos horas.
Blofeld utilizó la mano que tenía extendida para recibir el informe para darle un golpe en la cara. Keen se tambaleo, se llevó las manos a la cara y se puso a llorar.
-A propósito...- le indicó a Ghengis.
De repente Keen es dominado por Ghengis que extendiendo su mano enorme, se apodera y rompe el cuello de Keen en un segundo. Blofeld no les dirigió una mirada mientras él se iba. Maslov estaba visiblemente conmocionado.
Blofeld a su asistente personal:
-Algunas personas nunca aprenden.

Continuará.

Warhead, James Bond del Servicio Secreto
Publicar un comentario