sábado, 17 de enero de 2015

Warhead, James Bond del Servicio Secreto (I).


WARHEAD
Basado en James Bond of the Secret Service por Ian Fleming, Kevin McClory y Jack Whittingham.
Guión de Len Deighton, Sean Connery y Kevin McClory.
(C) Branwell Film Productions Ltd. 1976 Traducción: Strangways Files.

 
Un día claro con cielo azul y el mar azul moteado con manchas oscuras de las algas. A lo lejos, hay un avión anfibio. Vuela hacia nosotros. A continuación, el hidroavión abruptamente se prepara para amerizar.  

Viene cada vez más y más cerca hasta que aterriza en el agua que se oscurece por la estela que produce el hidroavión al aterrizar. Se instala en el agua entre la maleza de algas. De pronto, con un fuerte rugido una gigante estructura tubular futurista de color blanco se levanta fuera del océano. El AQUAPOLIS se eleva hasta alcanzar la selva de algas, llena de cangrejos y crustáceos que se cierne sobre la estructura cubriéndola y viendo que el avión anfibio es ahora comparativamente diminuto mientras se mece, ahora estacionario, sobre las olas.



Cuando el avión flota bajo la superestructura el Aquopolis comienza a sumergirse. Una masa de maleza oculta parcialmente la visión del piloto mientras trata desesperadamente de abrir las salidas de emergencia. El Aquopolis se sumerge, llevandose el avión bajo el mar. Ahora vemos al destrozado hidroavión llevado por la estructura del Aquopolis, hundiéndose a través de las vastas praderas acuáticas del Mar de los Sargazos, abajo en las capas más frías y profundas del océano, más allá de los cementerios de víctimas anteriores del Triángulo de las Bermudas: "el Vuelo 19" "el Star Tiger", etc. Cuando el Aquopolis y su presa llegan al fondo, se mueven bajo una enorme red de camuflaje submarina, las algas flotan revelando campos de oro apilados, diamantes, nódulos de manganeso, etc. Antes de que el sedimento se asienta se ha visto suficiente como para darse cuenta de que este es un vasto imperio submarino.


Un letrero dice: "Escuela de actividades acuáticas Shrublands. Prohibida la entrada sin permiso."
Guardias armados patrullan las puertas.

En una piscina un hombre es instruido en el uso de un respirador por una instructora, mientras hay veinte hombres a veinte chicas que participan en diversos entrenamientos bajo el agua. 
A lo largo de la playa tropical, el alambre de púas llega hasta el mar
A James Bond le está aplicando crema solar una instructora, una chica rubia excepcionalmente atlética y atractiva, Justine Lovesit. Él está descansando a la sombra de un viejo emplazamiento de una bateria costera.
-Siempre he tenido este problema de quemaduras solares. Tengo que aplicarme crema después de cada baño.
- Esto es inusual.- Dijo Lovesit mirando a su alrededor a las redes anti-tiburones. -No debemos nadar en el mar, de verdad. Si no fuera por la seguridad... sólo estamos a dos millas de la Isla del Tiburón. Debemos estar en la piscina, Sr. Bond.
-Llamame James. ¿Y como te llamas?
-Justine Lovesit.
-Y te llaman...
-Mi nombre es Justine.
- Bien, te llamare 'Just' para abreviar.- Dijo Bond sonriendo mientras levantaba una pierna. -no te olvides de ahi. Hay lugares donde las quemaduras por el sol pueden ser fatales.



Además de ellos, a lo largo de la playa aparecen dos personas más. Son Hellinger, un hombre con cara de hurón con una cicatriz muy distintiva cruzandole por un lado de la cara, y Fátima, alta para una oriental, pero no hay duda de que el sabor oriental es muy intrigante en una hermosa chica. Hellinger está llevando toallas y un periódico.
-Por ahí vienen otra vez los amantes.
-El de la cicatriz es Hellinger. -Le susurró Just. -Él es de la CIA, ¿sabes? Tenemos un buen montón de agentes secretos que vienen aquí para entrenamiento bajo el agua.
-Oh, ¿en serio?
-Ellos vigilan equipamientos subacuáticos, plataformas petrolíferas y las instalaciones portuarias del Golfo.

Bond observaba como Hellinger y Fátima rodadan uno sobre el otro sobre la arena.
-Parece como si él pasara más tiempo bajo ella que bajo las instalaciones portuarias.
-Así fue como consiguió su cara tan mal cicatrizada.
-¿Y eso?
-Estaba luchando contra los terroristas que intentaron volar el yate del Presidente. Ella es la nueva médico, la Dra. Fátima Blush. Ella está aquí para realizarle a los hombres sus exámenes físicos.

  

 Mientras Just hablaba, Hellinger y Fátima se sentaron en la arena y él recogió los periódicos y comenzó a leerlos.
-Ella es de madre coreana y padre hispano-marroquí. Es una excellente nadadora. Estuvo cerca de estar en el equipo olímpico el año pasado.
-Representando a quién, ¿a las Naciones Unidas? Ella tendría facil ganar la medalla de oro en las Olimpiadas físcas.
-Quizás te gustaría ir al Jacuzzi con ella, ellos van cada noche.
-¿Jacuzzi? una idea interesante, Just. ¿Por qué no hacemos un cuarteto?
Justine se evantó molesta tirandole el aceite solar a Bond. Ahí tiene, puede terminar usted mismo. Tengo mejores cosas que hacer.

Lovesit caminó hacia la piscina, Bons se puso de pie.
-Oh, Bond.- Dijo Hellinger.
Bond caminó hacia ellos.
-Hola, pareja. ¿Aún trabajando duramente bajo el agua?
Hellinger rodeó con su brazo a Fátima.  -Así es, simplemente nunca puedo tener suficiente de eso.
-Algo he oído.

Hellinger le indicó el Nassau Tribune: CONTINUA LA BÚSQUEDA DEL AVIÓN DESAPARECIDO, debajo una foto de Ernst Stavros Blofeld y se leía: MILLONARIO ¿CAMPEÓN CARIBEÑO DE BACKGAMMON?
-¿Quién es él?- preguntó Bond.
-Filantrópico, dueño de Turtle Cay que cuenta con un laboratorio sobre grandes tiburones para la investigación del cáncer. Los lugareños tienen miedo de ir cerca de allí. Lo llaman la Isla del Tiburón
Él debe ser un oponente interesante
-Ciertamente.- dijo Bond dirigiendo su mirada hacia Fátima.
-Mi equipo ha terminado su curso de instrucciones bajo el agua.- Continuó el hombre de la CIA. -Vamos a celebrar una pequeña fiesta esta noche, ya sabes, "splice the mainbrace"1. Tu parec
es un hombre que le guste la fiesta.
Bond se da cuenta de que Fátima acaba de darle el más sutil de los guiños y sentándose en la playa... -Ahora estás recibiendo toda mi atención.

Continuará.

(1)"Splice the Mainbrace" es una orden dada a bordo de los buques de guerra para agasajar a la tripulación con una bebida. Originalmente tras uno de los trabajos de reparación de emergencia más difíciles a bordo de un barco de vela, se convirtió en un eufemismo para beber con autorización del capitán como celebración, concediéndole a la tripulación una ración extra de ron o ponche.
Publicar un comentario