sábado, 5 de abril de 2014

007: Todo o Nada 10º aniversario.

 De nuevo, 007 (Pierce Brosnan) se ve envuelto en una misión para salvar al mundo libre. Esta vez su objetivo es detener los malvados planes de Nikolai Diavolo (interpretado por Willem Dafoe) que con tecnología nanobótica pretende derrotar a todos los países y gobernar la faz de la Tierra.
Pero esta vez, la aventura de Bond tiene algo distinto: mantenemos la acción, la aventura, villanos (Richard Kiel), las Bondgirls (Shannon Elizabeth, Misaki Ito y Heidi Klum), los vehículos, los artefactos de Q (John Cleese) que sacarán a Bond de más de un apuro, las ordenes de M (Judy Dench)… ¿la diferencia? Que no se estrenó en los cines, sino en la pequeña pantalla de tu consola doméstica hace ya diez años.

¿Y si... hubiera sido un filme? Fanart de lo que podría ser en los cines.


 Todas las películas de 007 tienen algunos puntos en común que las definen perfectamente y en este juego se cumplen todas. Como ya sabeis la vida de un agente secreto es muy dura, siempre de un lado para otro, con coches de lujo y hermosas mujeres salvando al mundo de su destrucción... pues eso es exactamente lo que nos encontraremos en Todo o Nada y con las voces originales de los actores de reparto, un tema principal interpretado por Mya y una BSO muy consolera muy acorde con la época de Brosnan como agente 007.
 La historia de los videojuegos no había tratado demasiado bien a 007 con versiones bastante irregulares de sus películas, pero todo eso cambió con la llegada del todopoderoso GoldenEye para N64. Rare rompió moldes y creó uno de los mejores shotters de la historia. A partir de ahí, EA sacó juegos basándose en las recientes películas, por aquella época, para la PS one (El mañana nunca muere y El mundo nunca es sufuciente) pero Rare había dejado el listón muy alto. Después llegaron Nightfire, Agent under fire e incluso el Goldeneye: Rogue Agent  con juegos bastante entretenidos pero su perspectiva tipo Doom recordaba demasiado a GoldenEye, y de nuevo quedaron a la sombra del mítico juego de Rare. Con esta nueva entrega EA se despega de aquella obra maestra ofreciendo un juego en tercera persona con un elenco de actores de lujo.

 
Una mención aparte es la extraordinatia idea de rescatar al malvado Tiburón del elenco de nuestros villanos favoritos (del lugar de donde nunca debió salir) y volver a verlo enfrentandose a 007. No han escatimado en la contratación de las Bondgirl, dignas de cualquier producción de EON, todas y cada una de las arriba mencionadas merecen un monumento a la belleza y a la sensualidad. Todas están recreadas en el juego cual son en la realidad.


Shannon Elizabeth una Bondgirl digna de una producción de Broccoli.
Más información sobre 007:Everything or Nothing:


Publicar un comentario