sábado, 28 de diciembre de 2013

Cuando James Bond llegó a Portugal.


Gran Bretaña es el aliado más antiguo de Portugal, por lo que no debería ser una sorpresa que el agente británico James Bond 007 llegara a Portugal y se enamorara. De hecho, su personaje se inspiró en Portugal. Durante la Segunda Guerra Mundial, Lisboa como capital de un país neutral, estaba llena de espías. De hecho, la policía secreta, empresarios, banqueros, judíos importantes, escritores y artistas, políticos e incluso prisioneros de guerra que habían escapado llenaban los cafés de la ciudad, hoteles, casinos y bares. Ian Fleming (entonces un agente británico que vino como parte de la Operación Golden-Eye ) era un joven empleado en el consulado británico. Solía ​​trabajar en el casino más grande de Europa, el Casino de Estoril. Estoril se convirtió en el destino de los refugiados de la aristocracia europea de la guerra. Estos aristocratas incluían a seis familias reales europeas que hicieron de Estoril su destino del exilio. El Casino fue un nexo de espionaje, con espías y miembros de la realeza depuestos juegando en las mesas del famoso casino. Fue aquí donde Fleming se inspiró para escribir la primera novela centrada en la figura legendaria de James Bond, Casino Royale.

El agente doble Dusan Popov, uno de los Bond reales.

Fleming también reflejó algunas de las andanzas en la vida real del agente doble, Dusan Popov, conocido por los alemanes como “Iván” o por los ingleses como “Tricycle”. Seductor, jugador y de vida disipada este serbio de familia acomodada y formado en París y Alemania, fue un muy buen espía para el MI6 inglés consiguiendo información clave para los aliados en el Día D. Allí, el agente Popov jugaba al Black Jack y cuentan que un día arruinó a espías alemanes y que Ian Fleming, ávido por repetir la hazaña, incluso pidió dinero al servicio de inteligencia inglés para repetir la hazaña.


En el Restaurante Cimas, regentado por el gallego José Manuel Cima Sobral, era el lugar donde se reunían los espías ingleses y que solían frecuentar Dusan Popov e Ian Fleming, como también los Condes de Barcelona y diferentes nobles y reyes. El acceso es de película: calle estrecha, plaza discreta y adoquinada y el cartel de la época que reza “English Bar”. Actualmente, es el Restaurante Cimas, uno de los más reputados de Portugal y de Estoril, cuyo comedor regala unas fantásticas vistas al mar y a la impresionante puesta de sol de Europa. Ideal para una comida o cena romántica. Sara Cima, nieta del fundador, ha escrito recientemente un libro en el que cuenta los avatares del restaurante desde la época de los espías hasta nuestros días.


En el filme  Al servicio secreto de su majestad ( 1969 ) muchas escenas fueron filmadas, aparte de en el casino, en el Palacio Estoril. Durante la Segunda Guerra Mundial el Hotel Palácio también fue el hogar elegido de numerosos miembros de la realeza europea y también fue el lugar predilecto de los espías británicos y alemanes, que a menudo se podían encontrar en su bar. Más tarde, estas historias de intriga y espionaje inspirarían a novelistas y cineastas famosos. 


Otras escenas fueron filmadas en la playa de Guincho (Cascais), Lisboa, y el Parque Natural de Arrábida , al sur de Lisboa .


 En Cascais se encuentra el concesionario oficial de Aston Martin, la marca de vehículos utilizada por James Bond, para aquellos que quieran seguir soñando…
Publicar un comentario