domingo, 17 de noviembre de 2013

La novela de espías camina hacia la Navidad.

Libreros y editores tratan de cuadrar las cuentas para el 2013, el enésimo año de la crisis, con los últimos lanzamientos de la campaña. Estos incluyen al británico Ian McEwan, que frecuenta habitualmente las quinielas del nobel, que estrena novela: Operación Dulce (Anagrama). McEwan se sumerge en el mundo de los espías y firma un brillante thriller político con el trasfondo de carácter amoroso.


En los servicios de inteligencia se adentra igualmente William Boyd, sólido novelista británico que se dejó tentar por los herederos de Ian Fleming y en Solo (Alfaguara) prolonga la vida al agente 007 en una interesantísima apuesta. Con esta novela Boyd termina su trilogía de espionaje que abrió con Sin Respiro, basada en la II Guerra Mundial; Esperando al Alba, ambientada en la Gran Guerra y Solo con James Bond en plena Guerra Fría.


Plaza & Janes nos garantizan las felices Navidades con Una Verdad Delicada, con la que el escritor inglés John Le Carré viaja a Gibraltar tras el terrorismo yihaidista.


Compren, lean y espíen...
Publicar un comentario