jueves, 30 de mayo de 2013

ExpOtaku, una gran fiesta del manga.

A Coruña acogió este fin de semana (24, 25 y 26 de mayo) la cuarta edición del festival que reúne a los seguidores de la cultura pop japonesa. Un lugar de evasión para dar rienda suelta a la fantasía, el espíritu positivo y el mejor sitio para celebrar el día del orgullo friki.

Los Archivos de Strangways en la expOtaku.
Empezó en el 2010 como un evento exótico para minorías ocultas y se ha convertido en una de las grandes citas del ocio de Galicia. ExpOtaku, el encuentro anual que reúne a los devotos de la cultura pop japonesa, batió el año pasado todos sus récords. Un total de 7.500 personas cruzaron las puertas de Expocoruña con una misión: entregarse al escapismo de un mundo en el que uno puede ser lo que quiera y a todo el mundo le va a parecer bien esa decisión.
Hay que verlo. Hay que estar ahí. Hay que caminar por esa atmósfera irreal en donde una pléyade de jóvenes se confunden con personajes de manga o cualquiera de nuestras películas o series favoritas (Star Wars, James Bond,...) Allí la palabra friki carece de cualquier tipo de connotación negativa. «En Expotaku eso es un honor y, sin duda, será el evento en Galicia donde más friki por metro cuadrado se podrá ver este año», señaló David Gaspar, director de la feria el jueves en la rueda de prensa de presentación del evento.


En el centro de todo, el otaku. Así se denomina al seguidor de los cómics y las series de animación niponas. Este sublima tanto su afición que, a veces, termina por vestirse como sus personajes. Convertido en lo que se denomina cosplayer (practicante del cosplay, disfrazarse de un personaje de manga, anime, película o serie), experimenta un placer indescriptible y se convierte en todo un espectáculo.
El listado de actos programados en los tres días era inmenso, hubo de todo: desfile de cosplayers, concursos de karaoke con temas de j-pop, torneos de juegos en consola y ordenador, talleres para elaborar kokeshi dolls (muñecas japonesas), clases de iniciación al japonés y el coreano, proyecciones de filmes manga, conferencias sobre los diferentes géneros musicales de Japón, competiciones de jugger, presentaciones de editoriales,exposiciones, conciertos y un etcétera interminable.

Concierto de la cantante Haru Okamii.
En el apartado de retroinformática y de robótica lo pasaron en grande pequeños y mayores, ya que no hay edad para este tipo de eventos pudiendose ver familias enteras. Volvimos a poder jugar en las viejas y añoradas Supernintendo, Sega Megadrive o Nintendo 64.

En la zona de retroinformática pudimos volver a jugar al mítico Goldeneye 64  para la Nintendo.

Los Archivos de Strangways acudimos como invitados en el apartado “¿No es manga pero acaso importa?” con la exposición sobre los aniversarios de 007 y es que en estas fechas, cualquier evento que se celebre sobre cine, cómics, mundo friki,... no se pueden olvidar de él.

Ahora esperemos que próximamente...James Bond will return.
Publicar un comentario