El champagne de James Bond.

James Bond en Harrods, junto con los símbolos del perfecto espía.



0