martes, 11 de septiembre de 2012

La verdadera Bondgirl.

La agente secreta Christina Granville era la espía favorita de Churchill. Amante de Ian Fleming, inspiró al personaje de Vesper Lynd, el primer amor de 007. Fue apresada por los nazis, sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial y terminó asesinada por un admirador.

 
El plan era arriesgado, per fue un éxito. Faltaban pocos días para terminar la guerra cuando Christine Granville entró en un cuartel de la Gestapo en el sur de Francia y exigió que los tres agentes británicos, allí prisioneros, fueran puestos en libertad. Los hombres estaban a punto de ser fusilados. La valiente agente secreta al servicio del Reino Unido, que se hizo famosa por entrar clandestinamente esquiando desde Polonia, convenció a sus enemigos usando una de sus estrategias preferidas: el bluff.
Los soldados nazis le creyeron cuando les garantizó que estaban firmando su sentencia de muerte si fusilaban a los tres ingleses (uno de los cuales era su amante). Fue la última aventura de la espía favorita de Winston Churchil, según el libro, editado este año, The Spy Who Loved. The Secrets and Lives of Christina Granville, Brtain's First Special agent of Word War II ( La Espía  Que amó. Los secretos y vida de Christine Granville, la primera agente británica de la Segunda Guerra Mundial).
 
 
De origen polaco su nombre verdadero fue el de Krystina Skarbek, pronto aprendió el código Morse, a tirarse de los carros de combate en movimiento y a transportar bombas y otras armas. Su biografía describe sus peripecias en la guerra, como cuando consiguió escapar de una prisión de Hungría fingiendo que tenía tuberculosis.
También es recordada por sus numerosos casos amorosos, se casó dos veces y tuvo decenas de amantes, incluso fue amante del propio Fleming. Se dice que fue ella la que inspiró al autor de 007 para crear el personaje de Casino Royale Vesper Lynd, la amante que el agente secreto nunca olvidó. Ian Fleming se sintió fascinado después de conocerla y llegó a decir: ...tiene todos los encantos de un personaje inolvidable... una compañera experta en el arte de amar... Vesper significa estrella de la noche y puede ser una referencia a la influencia de la agente secreta polaca ya que en su país le llamaban "estrellita".
Christine era bella y valiente. Se vestía siempre de acuerdo a la última moda y llegaba a vestir abrigos de pieles sin nada por debajo. Su foto circuló por toda Europa con el mensaje "Vale 1000 libras, viva o muerta". Pero no todo fue glamour, al final de la guerra trabajó en un crucero entre Inglaterra y Australia donde conoció al hombre que la mató en 1952. Dennis Muldowney no aceptó que lo rechazara la antigua espía y la asesinó en un hotel. Christine tenía apenas 44 años. Momentos antes de ser ahorcado, el criminal dijo "Matar es la última forma de poseer".
 
 

Publicar un comentario