jueves, 28 de junio de 2012

Casino Royale (1967).

"...luego, de entre todos los trabajos que se le ofrecían, Woody hizo una elección que podría parecer extraña: aceptó la oferta de Feldman para aparecer en una parodia de James Bond titulada Casino Royale y ... voló a Londres para una estancia de seis semanas ... y permanecieron seis meses, durante los cuales vivieron cómodamente con cargo a su cuenta de gastos y jugaron mucho al poquer; Woody enriqueció su colección de discos de jazz tradicional con ejemplares inhallables en EE.UU."


Carta de Woody Allen a Richard O'Brien:

Casino es una casa de locos. Todavía no he comenzado a rodar, pero ya he visto los decorados de mis escenas; son una vulgaridad obstentosa, el no va más del "pop art" malo. He visto algunas tomas y no quiero ser exagerado, pero seguramente esta película va a ser una mina. (No una mina de oro; una mina de lápiz) Yo hago de malo y soy el sobrino bastardo de James Bond y mi papel cambia cada día  según van apareciendo nuevas estrellas. [El personaje de Woody era presentado como el enano más alto del mundo.]...
Me gustaría subrayar y dejar bien claro que no soy el guionista. He añadido algunos chistes improvisados a mi papel, pero nada más. De hecho hemos mandado una carta exigiendo que no se me cite en pantalla com guionista. Esto lo digo porque todos los que han contribuído a la película siquiera con una coma están exigiendo que aparezca su nombre...
Parece que mañana empezaré por fin a rodar. En mi opinión la película apesta, igual que mi papel. No tiene argumento ni importancia ni nada que afecte al espectador. Es absurda... No tiene seriedad ni un enfoque maduro. Es una farsa de lo más aburrida. Lo máximo a lo que puedo aspirar es a provocar algunas risas improvisadas y tratar de beneficiarme de la publicidad que me proporcione,...
Creo que no se puede "puntuar" en un película a menos que el público se identifique con el personaje que uno interpreta...sea cual sea  el actor que interprete mi papel no tiene nada a su favor. Al público no podría importarle menos, y el personaje vive y muere chiste a chiste. Y los chistes tampoco ayudan gran cosa....
El lobo disfrazado de obeja, Woody Allen.

"¿Cómo está usted? ¿Disfruta usted con su poder?" Así saludó W. Allen a la reina Isabel II en una gala durante su estancia en Londres.

 Casino Royale is too much for one James Bond!
Publicar un comentario